Cita Sexy-Matchmaking

Chico busca chica-Chica busca chico

Como tener una conversacion seductora
Contactos Maduras

Como tener una conversacion seductora

Conseguir que la conversación sea seductora

No podemos pretender que nuestras conversaciones resulten seductoras para todo el mundo, pero sí podemos conseguir que resulten interesantes a la hora de iniciarlas. Recordando que nunca debemos dejar de ser nosotros mismos, puede ayudar el buscar en revistas o periódicos relatos de interés general que sean peculiares, buscar entre nuestras vivencias acontecimientos que creamos puedan ser interesantes y estemos dispuestos a compartir o tratar de conocer los temas preferidos de nuestros interlocutores para charlar sobre ellos.

Si nuestro conocimiento sobre estos temas es escaso o nulo, nunca está de más el mostrar interés por recibir información de su mano, siempre y cuando este interés exista en cierto grado. Aunque en determinados contactos sociales no está bien visto el demostrar desconocimiento respecto a ciertos temas, demuestra más inteligencia aquel que piensa que no es ignorante el que no sabe, sino el que no quiere saber o no se esfuerza por hacerlo.

Cuando nos encontramos en una reunión en la que sólo conocemos a una de las personas, la manera más fácil de romper el hielo es presentándonos a una o varias de las personas que nos parezcan más receptivas (si es que aún no nos han presentado) y contar o preguntarles de qué conocemos a esa persona en común escuchándoles atentamente por ver si tenemos algún interés en común.

Como tener una conversacion seductora

Consejos para una conversación

 

  1. Utilice el contacto visual y la sonrisa como primer contacto con la gente.
  2. No tenga miedo en ser el primero en decir hola.
  3. Preséntese a los demás.
  4. No anticipe el rechazo.
  5. Trate de recordar el nombre de la gente.
  6. Si olvida un nombre, pregúntelo. Si alguien olvida el suyo, preséntese de nuevo.
  7. Muestre su sentido del humor.
  8. Sea receptivo a las nuevas ideas.
  9. Demuestre interés y curiosidad por los demás. Comunique también entusiasmo.
  10. Haga partícipe a la gente de los eventos importantes de su vida.
  11. Cuente a los demás sus preferencias y circunstancias interesantes o desafiantes que lleve a cabo.
  12. Demuestre seguir la conversación repitiendo con distintas palabras lo que la gente le está contando.
  13. Esfuércese en conocer gente nueva.
  14. Acepte que cada persona está en su derecho de ser diferente. Sea tolerante con las opiniones de las personas.
  15. Explique lo que desee sin andarse demasiado por las ramas.
  16. Nunca pierda de vista el lenguaje corporal de la gente.
  17. Salude a aquellos que ve regularmente.
  18. Busque objetivos, intereses y experiencias comunes en los que le rodean.
  19. Trate de ayudar a la gente siempre que pueda y lo considere correcto.
  20. No juegue el papel de experto. Déjelo para los demás.
  21. Conteste de forma abierta (no con monosílabos) a preguntas comunes.
  22. Equilibre la cantidad de información que da y la que recibe.
  23. No sea monotemático. Hable de temas diversos.
  24. Póngase al corriente de los acontecimientos y problemas que a todos nos afectan.
  25. Ábrase a recibir las opiniones y sentimientos de las personas. Ofrezca los suyos a ellos.
  26. Utilice el pronombre  y revele sus sentimientos cuando hable de temas personales.
  27. Demuestre a los demás que disfruta con sus conversaciones. Llegue a decírselo.
  28. Invite a la gente que le acompaña a otros eventos o actividades.
  29. No pierda el contacto con sus amigos y conocidos.
  30. Pida opinión a la gente.
  31. Busque el lado positivo de la gente.
  32. Empiece y acabe las conversaciones diciendo el nombre de la persona, saludando y sonriendo.
  33. Sea amable con sus vecinos y compañeros de trabajo.
  34. Pregunte a la gente sobre cosas que le hayan contado anteriormente.
  35. Escuche con atención la información gratuita, puede ser un filón.
  36. Nunca le de vueltas a un tema cuando éste se agote. Opte por uno nuevo.
  37. Evite subrayar debilidades de las personas. Busque sus puntos  fuertes.
  38. Elogie a los demás por algo que lleven, digan o hagan, pero no recurra a la hipocresía.
  39. Envíe señales de receptividad a los demás para animarles a hablar con usted.
  40. Al contar una historia, presente primero el punto fundamental y luego añada los detalles.
  41. Esfuércese por ver y hablar con la gente que le divierte, que le hace sentir bien.

 

Tal vez te interese  Mas de 40

Asentimiento de cabeza

Es una buena forma de saludar a la gente, sobre todo si están a cierta distancia. Una sonrisa sincera lo complementa perfectamente.

El movimiento de cabeza indica que se está dispuesto a la comunicación. Si se realiza dentro de la conversación, animamos a nuestro interlocutor a proseguir con ésta, pues estamos transmitiendo el mensaje de que le escuchamos y le entendemos, lo que no quiere decir que estemos de acuerdo con lo que nos comenta.

 Como tener una conversacion seductora

La mirada

Dicen que los ojos son el espejo del alma. Por eso cuando una persona no mantiene el contacto visual nos da la impresión de que «no está dispuesta a enseñarnos su alma», a confiarse.

Es importante mirar a los ojos de las personas para hacerlas sentirse escuchadas, interesantes. No se trata de mirar forzadamente, ni insistentemente ni, con agresividad, pues podría parecer una lucha de poder. Puede hacerlo durante unos segundos, sonriendo, luego recorrer sus facciones, el pelo, incluso los hombros.

Es natural el dejar de mirar a su interlocutor en alguna ocasión, sobre todo si está hablando más que si es el que escucha, pero no se ha de olvidar el mirar con mucha frecuencia a los ojos. Esto animará a la gente a seguir hablando, pues a todos nos gusta ser atendidos.

Tal vez te interese  Mas de 40

Importancia de sonreír

Una sonrisa agradable normalmente es interpretada como un cumplido por aquella persona a la que va dirigida, ésta siente que alguien se ha fijado de forma positiva en ella. Es una señal muy importante de actitud amistosa y abierta, así como de estar dispuestos a mantener una comunicación.

Los mensajes que enviamos tienden a ser devueltos en la misma forma o en forma parecida, de modo que si saludamos amable y sonrientemente, tendremos más posibilidades de que nos respondan en la misma forma que si lo hacemos con desgana o secamente.

Esto no significa que debamos sonreír a todas horas, incluso en momentos inoportunos (nadie consideraría nuestra sonrisa un halago hacia él, sino un simple gesto de nuestras facciones) o lo hagamos de una forma tan perceptivamente falsa que provoquemos desagrado.